APRÈN A EDITAR LES TEVES FOTOGRAFIES

EXPERIMENTA Y APRÈN A EDITAR LES TEVES FOTOGRAFÍAS

Error: Embedded data could not be displayed.

 La mejor herramienta en línea para la elección de colores en HEX, RGB, HSV y el valor CMYK






Càmeres situades a diferents punts de Catalunya, el País Valencià i la Catalunya Nord.



El Temps a Barcelona


Convertidor de Divisas


Cercador de Youtube



 

 

FLUSH

 

Virginia Woolf

1933

Foto: © Llorenç Conejo
Foto: © Llorenç Conejo

 

“THREE MILE CROSS”

 

Universalmente se reconoce a la familia de la que descendía nuestro

biografiado como una de las de más rancia estirpe. Por tanto, no es

extraño que el origen de este apellido se pierda en la oscuridad de los

tiempos. Hace muchos millones de años, el país que hoy se llama España

bullía con los fermentos de la Creación. Pasaron siglos; apareció la

vegetación; donde hay vegetación, ha decretado la Naturaleza que haya

también conejos; y, dondequiera que hay conejos, quiere la Providencia

que haya perros. Todo esto es irrefutable. Pero empiezan las dudas y las

dificultades en cuanto nos preguntamos por qué se llamó spaniel al perro

que cazaba al conejo. Algunos historiadores afirman que cuando los

soldados cartagineses desembarcaron en España, gritaron a una: Span!

Span!, porque veían salir a los conejos, como flechas, de entre la maleza.

Todo el país rebosaba de conejos. Y span en cartaginés significa «conejo».

Por eso llamaron al país Hispania, o tierra de conejos; y a los perros, a

quienes se descubrió casi al mismo tiempo persiguiendo a los conejos, se

les llamó spaniels o perros conejeros.

Muchos se contentarían con esta explicación; pero la verdad nos

obliga a añadir que existe una escuela científica sustentadora de una

opinión diferente. La palabra Hispania, según los eruditos, nada tiene que

ver con la voz cartaginesa span. Hispania deriva de la palabra vasca

españa, que significa «límite» o «frontera».

 

 

Siendo así, hemos de desterrar de nuestra imaginación los conejos, la

maleza, los perros, los soldados... y todo ese cuadro romántico tan

agradable; y debemos suponer sencillamente que al spaniel se le llama

spaniel por que España se llama Spain en inglés. En cuanto a la tercera

escuela arqueológica, cuya teoría es que los españoles llamaron a sus

perros favoritos con un nombre derivado del vocablo españa por el otro

sentido etimológico que puede tener 

«peñascoso, tortuoso»y precisamente por tener los spaniels unas características

diametralmenteopuestas... Todo eso resulta demasiado

 caprichoso para ser tomado en serio.

...

 

Si Washington fuera Madrid New York no existiría.

(Por Llorenç Conejo 07/2014)